LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN

Título original: Los ricos también lloran
Año: 1979
Duración: 60 min.
País: México
Director: Fernando Chacón
Guión: Valeria Phillips, Inés Rodena, Carlos Romero, María Zarattini
Música: Verónica Castro
Fotografía: Fernando Chacón
Reparto: Verónica Castro, Rogelio Guerra, Christian Bach, Rafael Banquells, Rocío Banquells, Augusto Benedico, Guillermo Capetillo, Ada Carrasco, Estela Chacón, Aurora Clavel, Edith González, Alicia Rodríguez, Yolanda Mérida, Ricardo Cortés, Marina Dorel
Género: Serie de TV. Drama. Romance | Telenovela

Sinopsis: Serie de TV (1979-1980). 168 episodios. Telenovela mexicana producida y emitida por Televisa en 1979. Protagonizada por Verónica Castro, quien se convirtió en una celebridad a escala mundial gracias a esta producción. A su lado también trabajaron el actor Rogelio Guerra y en el papel de antagonista Rocío Banquells. "Mariana Villarreal vive en un rancho en el estado de Guanajuato con su padre Leonardo, un moribundo hacendado que se presume en la ruina. Don Leonardo se ha refugiado en la bebida desde de la muerte de la madre de Mariana, y desde que sufrió un accidente que lo dejó paralítico. Por culpa de este vicio, Mariana creció totalmente privada de buenos modales y de educación. La joven ha llegado a comportarse como una salvaje; es un poco sucia y desarrapada, dice lo que piensa sin importar a quien se dirija, pero es muy feliz. Su padre, arrepintiéndose de no haber velado por ella todos estos años, y sabiendo que morirá muy pronto, tiene la seguridad de que a su hija no le faltará nada cuando reciba su herencia; donde deja estipulado que toda su fortuna quedará en manos de Mariana, cuando él fallezca. Desgraciadamente, el viejo hombre muere, dejando a Mariana bajo la merced de su cruel esposa Irma, y del amante de ésta, Diego. Irma se casó con Don Leonardo por mero interés económico, nunca lo amó, y ella fue quien fomentó su vicio por el alcohol, para que él le dejara la administración de sus propiedades, y así poder manejar su fortuna; siempre le hizo creer que estaban en la bancarrota, cuando en verdad eran enormemente ricos. Con la muerte de su esposo, y creyéndose la dueña de todo, Irma corre de la hacienda a Mariana, sin importarle su suerte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario